lunes, 26 de marzo de 2012

¿Cuánto estás dispuesto a ceder?

Mantener las relaciones se hace, normalmente, a base de ceder espacios. En situaciones normales esta cesión se realiza en una "zona cómoda", es decir, se trabaja con valores que ambas partes entienden flexibles y de menos entidad que la relación que se pretende defender.

Lo hacemos así en relaciones de amistad, en relaciones de puro amor, en relaciones comerciales, políticas, institucionales, etc.

Así rompemos la relación cuando no se admite la cesión de alguno de los puntos que se encuentra en las áreas de cesión. Generalmente porque consideramos que lo que cedemos tiene más valor que la relación y es aquí donde tenemos que tener mucho cuidado, mucha precaución, porque es posible que hayamos utilizado una "báscula con error" y no hayamos pesado bien el valor de lo uno y de lo otro.

En el día de hoy, que ha habido elecciones, estas reflexiones las deben hacer los líderes políticos para beneficiar al electorado, lo que supone alejarse de las posiciones egoístas invadidas por ambición personal.

Cuando uno es un lider real es capaz de manejar con mucha sabiduría todos estos razonamientos y, a pesar de haber cedido en algunos puntos, seguirá liderando los movimientos siguientes; si por el contrario, estamos delante de "un torpe" perderá sus posiciones, su liderazgo y perjudicará, gravemente, al colectivo al que represente.

Esperemos que aquellos que se tienen que ver en estas situaciones a partir de hoy, sepan aprovechar sus votos para beneficiar a los administrados.