domingo, 29 de abril de 2012

EL RECONOCIMIENTO DEL VALOR APORTADO POR EL EMPLEADO



En estos días he visto cómo algunas empresas han llevado a cabo, en distintas formas, el reconocimiento a algunos de sus empleados, basado en su calidad de servicio, en su fidelidad, su honestidad u honradez, en todos los casos, una enorme satisfacción para la empresa y para el empleado.

Pasar años en una empresa es de un gran mérito para ambas partes, para la empresa, que supo dar proyección a la persona en un puesto de trabajo y para el trabajador, que supo aprovechar sus oportunidades para demostrar sus capacidades y todo lo que podía aportar a la organización.

El reconocimiento es una recompensa, cuando menos, deseada, en algunos casos esperada y casi siempre, merecida.

La pregunta que nos debemos hacer es ¿qué puedo hacer en mi organización para reconocer a los más “fieles”, a los que más han dado a la empresa?, por difícil que nos parezca, más en estos tiempos, algo podremos llevar a cabo para singularizar el agradecimiento de la organización a los empleados.

He visto y he vivido personalmente, hace una semana, la entrega de los Premios Fomento 2012, en los que una empresa, Fomento de Centros de Enseñanza, de dimensión internacional, reconocía a sus empleados con más de 25 años de servicio en la empresa. Lo importante, para mí, no fue la calidad y cantidad de medios que puso, sino que, en todos ellos, dio el protagonismo a sus empleados.

Hacer una comida homenaje, entregar un pequeño obsequio conmemorativo, celebrar un vino de honor, etc… son medios que se pueden poner fácilmente en cualquier empresa y dejar un excelente sabor en los empleados. Establecer que el acto será cada “X” años, que sea siempre en una fecha significativa para la empresa, por ejemplo, dar la lógica difusión en las redes sociales, crear un distintivo para entregar siempre a los homenajeados, son cosas que deben quedar definidas por la empresa.

Invito a todas las empresas que ya tengan un recorrido, a que intenten trabajar este tipo de actos de reconocimiento, que multiplicará la motivación de los empleados en la mayor parte de los casos.