lunes, 29 de julio de 2013

DIRECTIVOS QUE HACEN RAP, PERO QUE ODIAN LA LITERATURA



Me permito esta metáfora para comparar lo que nos pasa en la actualidad con la juventud y ese paralelismo que tenemos con un porcentaje alto de Directivos.

El “Rap” ocupa cada día más espacio en lo que yo llamaría “ritmos urbanos”, desde su aparición a mediados del siglo XX  su expansión por el mundo, su globalización, ha sido cada día mayor. Sus autores más urbanos, los pocos que conozco en mi entorno, se posicionan cerca de lo que denominaríamos “antisistema”, “contestatarios” que llamábamos los de otra época. Me ha sorprendido en muchos casos que, hablando con alguno, descubro que odian la literatura, cuando su movimiento está basado en hacer “ritmo con las palabras”.

En mis encuentros con Directivos descubro que son grandes “raperos de las técnicas de trabajo" que han aprendido en la Facultad o en las Escuelas de Negocio, pero no son amantes de la “Literatura técnica”, no siguen estudiando, no dedican una hora, treinta minutos diarios, a estudiar nuevos autores, o autores de siempre.

Amar la “literatura técnica” es imprescindible, porque tenemos que avanzar provocando ideas nuevas o mejorando las que estamos poniendo en práctica y no siempre, nos llega a la memoria los conocimientos que hemos atesorado, por eso revisar algunas obras de referencia nos va a ayudar a recuperar técnicas de trabajo, o bien, nos podemos encontrar que algunos autores que irrumpen en un nuevo horizonte, generan nuevas ideas o técnicas que proponen soluciones para los nuevos tiempos.
Os dejo el enlace del blog de Juan Carlos Cubeiro, que nos deja lecturas para este verano, todas ellas muy orientadas a la mejora personal y profesional: http://jccubeirojc.blogspot.com.es/2013/07/11-lecturas-para-este-verano.html


A los Directivos simplemente decirles que es bueno que sigan haciendo “Rap a diario”, pero sigamos manteniéndonos activos en la lectura y el estudio que nos lleve a la reflexión.