sábado, 31 de octubre de 2009

CUANDO ME ENCONTRÉ CON EL LIBRO DE YU DAN

Cuando un día ví el libro de Yu Dan "LA FELICIDAD", me llamó la atención las expectativas que presentaba en su segundo título “Confucio para el alma o las claves milenarias para ser feliz”. Se me ocurrieron ideas como “presunción”, “brindis al sol”, etc.

Me interesé por la autora, nacida en 1965, es diplomada en Estudios Clásicos Chinos y doctora en Ciencias Audiovisuales, profesora en la Universidad de Pekín, asistente del decano de la Facultad de Artes y Comunicación y Directora del Departamento de Cine y Televisión. En la actualidad compagina estos cargos con los de productora y directora de televisión.

Una mujer actual que sigue estudiando y aportado su formación al pensamiento clásico y, más concretamente, al pensamiento de Confucio.

Como anticipa la propia autora, en el pensamiento clásico encontramos un buen número de coincidencias con el de muchas otras civilizaciones, cristiana, judía, ...

Muchas expresiones de las esbozadas en el libro las puede suscribir un católico, un protestante, un agnóstico, un judío, etc. Así que considero que este tipo de libros, que hablan básicamente de una formación en valores desde una perspectiva distinta a la que habitualmente tratamos los valores humanos (en mi caso la católica), son de mucha utilidad, para reafirmarnos en nuestras propias creencias. Mostrar al mundo que la felicidad y el pleno desarrollo se encuentra en las verdades más simples, es un buen punto de partida.

Crecer en los valores humanos requiere, necesariamente, reflexionar, meditar, buscar valores en nuestros actos, revisar qué aportan los sucesos y qué aportamos a nuestro entorno y este libro es una buena invitación.

Como siempre a vuestra disposición en smorales@gesalmed.com