lunes, 8 de noviembre de 2010

LO DIGO... NO LO DIGO

En muchas ocasiones, en la entrevista de selección, el candidato duda sobre si dar una información o no, a veces personal, a veces profesional; pensando en el resultado negativo que pudiera tener en la percepción del entrevistador.

"Lo digo... no lo digo", que ahora está de moda por una serie de animación, debe resolverse simplemente pensando ¿cuándo aporta el comentario a la visión completa de mis capacidades, o bien de mi adaptación al puesto?

En la entrevista de selección el entrevistado, debe tener en cuenta, básicamente lo que dice, debe intentar siempre estructurar bien su discurso, pero no debe estar pendiente, nunca, de lo que no dice, de lo que deja de comentar.

No se trata de mentir ni de ocultar, se trata de centrarse en lo importante de la entrevista. Sólo en caso de que el entrevistador hurgue en puntos que no hemos comentado, debemos prestar atención a esos asuntos y explicarlos claramente y sin tapujos.

Así como el entrevistador tiene una misión concreta en la entrevista con el candidato, éste ha de tener también una misión en la entrevista con la empresa: conseguir el trabajo.

Como siempre a vuestra disposición en smorales@gesalmed.com y en redes sociales en www.facebook.com/sergio.moralesparra y Twitter usuario "gesalmed"