viernes, 5 de noviembre de 2010

Polivalencia frente a dispersión

En momentos difíciles, de la empresa, de la economía, de los sectores, etc. la empresa tiene que replegar su estructura, haciendo evolucionar su equipo humano, reduciéndolo y ajustándolo tanto como sea preciso.

Una de las tendencias obligadas en estos casos es incorporar a personas polivalentes a la organización, o bien dar valor a las personas que hay dentro de la empresa, que ya tengan ese valor de polivalencia.

Estas personas deben poder realizar diversas actividades dentro de sus funciones.

Un riesgo que corremos en estos casos es confundir polivalencia con dispersión, es decir, corremos el riesgo de empezar a entragar funciones no relacionadas con las propias de la persona, además de dispersarlo en sus objetivos y el sentido último de su puesto de trabajo.

La aceleracion que produce la excitación de la falta de resultados, puede conducirnos a perder el "Norte" y hacernos entender que cualquier cosa vale en la organización y esto no es así, el orden, la responsabilidad, los objetivos y el alineamiento con la nueva estrategia seguirán siendo básicos.

Estos comentarios no han de ser sino un recordatorio para que todos lo tengamos en cuenta. Como siempre a vuestra disposición en smorales@gesalmed.com