martes, 7 de diciembre de 2010

EL RESULTADO ES LA ÚLTIMA CONSECUENCIA, PERO ….


Las noticias de estos días nos han mostrado el RESULTADO de una mala gestión de dos partes negociantes, los controladores y AENA-FOMENTO, en definitiva el Gobierno de España. Me gustaría hacer una reflexión sobre este asunto tomándolo como ejemplo, pero no para entrar en la polémica, sino para ilustrar a los que hemos de trabajar todos los días con los Recursos Humanos.

Todos hemos creado una idea sobre el problema, todos, unos posicionados en una parte y otros en la contraria.

Cuando el departamento de Recursos Humanos de la empresa recibe el resultado de una mala gestión entre personas o entre departamentos, tiene la obligación de revisar todo el proceso del conflicto, detectar dónde se produjeron los errores y cuándo. En la medida de lo posible los responsables de Recursos Humanos han de trabajar para mejorar la gestión entre las personas, procurando que no vuelvan a suceder los mismos problemas, es decir, procurar que no se repitan las crisis.

La obligación de cualquier experto en RRHH es hacer un buen trabajo de mediación, para que ambas partes sean capaces de conocer la visión de la parte contraria y que cada una muestre su capacidad de entendimiento. No es un trabajo fácil, en ocasiones hay que trabajar nadando entre dos aguas, nunca en la “tibieza”, sino buscando una visión clara y común de ambas partes.

Como siempre a vuestra disposición en www.facebook.com/sergio.moralesparra