domingo, 1 de julio de 2012

VALER Y SERVIR

Cuando llegan momentos como los que en estos años estamos viviendo no es suficiente con VALER para una actividad profesional, es decir, con tener un conocimiento, una especialización o una profesión. Hoy tenemos millones de personas en paro, con enormes capacidades, pero algo las tiene que distinguir del grupo, ¿qué las puede singularizar?, esta es una pregunta que siempre me hago cuando tenemos entrevistas con candidatos a las selecciones de personal.

Con el paso del tiempo voy descubriendo que además de VALER, hay que tener el espíritu de servicio, el estar dispuesto a hacer, es necesario saber que tu trabajo se entrega necesariamente a un cliente, interno o externo, pero se entrega y con ese espíritu ha de ser realizado.

Este espíritu de servicio no tiene nada que ver con el servilismo, sino con el SERVIR en el más amplio de los sentidos. Cuando además se tiene conciencia de que nuestro trabajo SIRVE y tiene un sentido porque beneficia a un conjunto, uno lo hace con alegría, no es un peso o un castigo, es un regalo poder hacer cosas que benefician a nuestros semejantes. Así el trabajo se convierte en algo que reporta bienestar cuando se realiza.

Al final, nos encontramos con que las personas que han demostrado esa actitud, son las que finalmente alcanzan más oportunidades para conseguir un puesto de trabajo.

Mi consejo es que diariamente, los que trabajamos y los que aspiran a tener un puesto de trabajo, revisemos si además de VALER, estamos dispuestos a SERVIR al conjunto, porque esto es lo que demanda hoy nuestro entorno.

Como siempre a vuestra disposición en las redes sociales www.facebook.com/sergio.moralesparra
Twitter: @gesalmed
ó en el correo: smorales@gesalmed.es