viernes, 8 de marzo de 2013

QUÉ NO ES LA CONSULTORÍA



Después de que hace unos días haya mantenido una conversación con un Director de una empresa que no tenía muy claro cuál es el trabajo del consultor, quiero dejar estas líneas porque es imprescindible que se nos reconozca en nuestra labor, no por lo que quieran que hagamos, sino por lo que tenemos que hacer.

La labor del consultor es atender las consultas que la Dirección de la empresa nos hace, es decir, nuestro trabajo es un trabajo de acompañamiento, de información, de análisis, pero no es una labor de toma de decisiones, no somos adjuntos a la Dirección, ni somos Directores Interinos. El consultor aporta determinados análisis de la situación, ayuda al Director de la empresa a hacerse las preguntas necesarias y a buscar las informaciones precisas para tomar las decisiones de cada momento.

La labor del consultor es como la de la música en las películas, en las que lo importante es el guión,  los actores y los escenarios, quedando la música, en la mayor parte de las ocasiones, como un elemento que influye en las emociones del público y en muy contadas ocasiones es protagonista.

Cuando el consultor quiere ser protagonista está cometiendo un error, igual que cuando el Director de la empresa quiere darle la responsabilidad de determinadas decisiones.

Como siempre quedo a vuestra disposición en smorales@gesalmed.es