sábado, 18 de abril de 2015

YO, MI, ME, CONMIGO ... Ya no se estila


Estaba dudando en el título de este artículo, no sabía si denominarlo así, tal y como ha quedado, o denominarlo "SIN TÍ NO SOY NADA", algo más romántico, pero que también sintetiza lo que hoy quiero expresar.

Durante esta semana he asistido a distintos eventos y foros, en los que he tenido que hablar de GENEROSIDAD. Lo he hecho en su relación con la disciplina profesional en la que cada uno de nosotros nos movemos. Tenida en cuenta esta GENEROSIDAD, tanto en la relación con el cliente, como en la relación con el entorno, es decir, compañeros, vecinos, amigos, etc. GENEROSIDAD porque sin los demás, no somos nada.

Voy a empezar diciendo que el ÉXITO, algo que parece tan individual, requiere siempre de la existencia de los demás, de un entorno en el que tenerlo, de unas personas en las que apoyarse para tener ÉXITO, de unos objetivos que cumplir, siempre en relación con las personas, etc. etc. Nadie tiene éxito en el desierto, sin que haya quien lo acompañe, sin que haya con quien compartirlo, incluso sin que haya con quien COMPETIRLO, porque el ÉXITO se compite, se lucha por el éxito. Dicho de otro modo, hasta para algo tan individual como el ÉXITO, necesitamos a los demás.

Los consultores nos tenemos que mover necesariamente con un ESPIRITU COLABORATIVO y como consecuencia con GENEROSIDAD, porque solos no llegamos a ninguna parte, solos el recorrido es muy corto, lo aprendí hace muchos años, era Director de una importante consultoría, en un entorno en el que tenía que conseguir aliados para avanzar. Fue entonces cuando decidí que periódicamente, a veces una vez al mes, en ocasiones cada dos meses y otras varias semanas seguidas, es decir, según necesitaba, convocaba a desayunar a compañeros, un pequeño grupo de consultores en activo y les invitaba a que hablaran, contaran sus inquietudes, con un café y una tostada en la mesa y nos entregáramos tarjetas entre nosotros para continuar nuestra relación. Siempre era un grupo controlado de no más de media docena, lo importante era que entre ellos pudieran conocer a algún consultor nuevo y partiendo de ahí, evolucionáramos todos, ayudándonos unos a otros, GENEROSAMENTE. 

Hemos puesto, siempre, intereses en común, con el fin de ser más conocidos, dar a conocer a un entorno más amplio nuestros servicios y ser capaces de abarcar nuevos proyectos de más envergadura, gracias a que la alianza con otros consultores te permite abarcar varias disciplinas.

Esto que he descrito, de lo que pueden dar fe muchos consultores en Alicante, pues tengo una larga lista de aquellos que en distintos momentos han asistido a esos encuentros, es lo que todos denominamos NETWORKING (hace quince años yo no lo sabía).

Ocupar cargos en la Patronal, durante algunos años, aumentó en mí ese espíritu colaborativo y me permitió tener todavía más posibilidades de hacer estos encuentros, estos desayunos de viernes. 

He visto siempre GENEROSIDAD en todos los que han querido hacer algo que tiene que ver con el bien común, del grupo, del colectivo, del equipo, etc., así que siempre he entendido que este es el camino.

Hoy trabajamos GENEROSAMENTE para un Desayuno de Consultores que se celebra los
segundos miércoles de mes. No tiene mayor interés que el de conocernos, buscar esas "alianzas", enfrentarnos juntos a las mismas dudas, retos, etc. Hace ya más de medio año nos pusimos mano a mano a buscar cómo generar y hacer mejor este tipo de encuentros y terminamos dándoles nombre y forma a este magnífico IMPULSANDO NEGOCIOS, del que somos "padres" José Ramón Gonzálvez, Orlando Vicente, José Andrés Navarro, Luis Munera, Julián Vicente y yo mismo. Cuando digo GENEROSAMENTE quiero decir que no hacemos negocio de estos encuentros, porque lo que pretendemos es que se genere negocio en los encuentros o que se generen relaciones que nos conduzcan, a todos,  al negocio.

Esta aventura es contagiosa, ayer trabajábamos en Murcia, con otro equipo GENEROSO, que también va a dedicar su tiempo a ayudar a que los consultores de la Región de Murcia tengan sus Desayunos de Consultores. Estos consultores han entendido el mensaje que nuestro equipo de Alicante ha construido para estos Desayunos de Consultores y ya están trabajando en constituir ese grupo IMPULSOR, necesario para dar ímpetu cada día.

Termino este artículo diciendo que "SIN GENEROSIDAD, NUNCA SE HUBIERA ESCRITO NI LA PRIMERA PÁGINA DE UN LIBRO".

Como siempre, a vuestra disposición en smorales@gesalmed.es y mi perfil en facebook  http://www.facebook.com/sergio.moralesparra