domingo, 28 de agosto de 2016

LOS GRAVES COMPROMISOS DE LA MARCA PERSONAL


Ahora que tanto se habla de la Marca Personal, que además contamos con excelentes profesionales de esta materia, como D. Andrés Pérez Ortega ó como Dña. Cristina Mulero Calvo, que en breve presentará oficialmente su libro “Saltar de la pecera”, dedicado específicamente a cómo crear y desarrollar la Marca Personal y tantos otros profesionales que me sería muy difícil detallar por la cantidad de los mismo; ahora… digo, merece la pena hacer una reflexión más amplia de las consecuencias de ser un profesional con Marca Personal.

La primera es, sin duda, superar la expectativa que el cliente-consumidor de nuestro servicio, tiene de nosotros. Estar por encima de lo que hemos prometido en esa transmisión de nuestros valores y de nuestro saber hacer que hemos realizado al fortalecer nuestra Marca.

Este no sólo es un compromiso con nuestro entorno, sino además, es un compromiso con nosotros mismos.

El segundo y, para mí, mucho más importante, es saber que somos un referente, que la Marca Personal no sólo tiene que ver con esa capacidad de hacer y de servir; de ser un profesional y de tener prestigio; de ser humano, tangible y cercano; sino que aprovechando todos estos puntos, tenemos la obligación de ser un “faro” en “La costa de la Sociedad”.

Cuando eres visible en un entorno, no puedes obviar la obligación de aportar al entorno VALORES, con los que ayudar a los demás, próximos y lejanos, da igual, a todo aquel que te vea, te siga, te lea, te oiga, etc. etc..

Ahora se llama a los que marcan tendencia “influencer”:

“Un influencer es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca.
Fuente: Blog 40gradosdefiebre.com

Pues un profesional con Marca Personal debe convertirse en un “influencer” de los VALORES, tender a modificar su entorno ayudándolo a mejorar. La figura de cualquiera de los que lidera a través de su Marca Personal, debe ser un poco “mesiánica” si se quiere, un poco, no mucho, pero sí suficiente como para sentirse comprometido cada mañana. Saber que esta sociedad está carente de liderazgos ejemplarizantes que ayuden a las nuevas generaciones a saber descubrir hacia dónde y cómo pueden caminar.

¿Te parece mucho compromiso? ¿Demasiada exigencia? Por supuesto que puedes no estar de acuerdo, pero este es mi parecer.


Como siempre a tu disposición en redes sociales http://www.facebook.com/sergio.moralesparra