viernes, 11 de agosto de 2017

¿REINVENTARTE Ó EVOLUCIONAR, QUÉ VAS A HACER?


El mes de agosto siempre me pareció una frontera, un paso obligado, entre lo hecho antes de unas merecidas vacaciones y… lo que vamos a hacer cuando volvamos. Aunque estas merecidas vacaciones sean diez días.

Agosto guarda para sí la expectativa de un nuevo curso y parece que, aunque hace años que dejamos el Colegio, la Universidad, etc., sigamos inmersos en este “calendario”.

En esta idea de “cuando vuelva”, he tenido algunos encuentros estos días, con amigos, compañeros o conocidos, que han utilizado la palabra “REINVERTARME”, con expresiones tales como: “Quiero volver en septiembre y REINVENTARME”, “En este nuevo periodo me toca REINVENTARME”.

A mí me molesta esta palabra, me parece traumática, me trae a la mente “ruptura”. Incluso me parece despectiva sobre lo que eras, sobre lo que has crecido, porque aun equivocándote siempre te llevas un aprendizaje y eso es una mejora.

Yo he aprendido cómo no dirigir las finanzas de una empresa, hace muchos años, porque lo pasé mal, por hacerlo mal. Aprendí cómo no abrir una nueva sociedad, porque luego te puede acarrear problemas, a pesar de los años que pasen, ó cómo no vender un coche. Los errores siempre te ayudan a saber “cómo no hacer algo”, cuando menos, “cómo no hacerlo”.

Hay quien habla de procesos de REINVENCIÓN personal, como si uno fuera un simple objeto que antes se usaba para una cosa y ahora para otro fin nuevo. Se utiliza en charlas y conferencias para emprendedores. Me sigue doliendo el término, entra en mi cabeza y rebota.

No es así. Perdóname que te lo diga. No es así.

El ser humano está en continua EVOLUCIÓN, atesora muchos conocimientos-experiencias a lo largo de su vida.

Debes aprovechar todo lo vivido, todo lo experimentado para EVOLUCIONAR, crecerás más y más rápido si partes de lo que tienes, de lo que eres, de lo que ya dominas. Es mejor eso que pensar en una ruptura con lo anterior, para empezar … ¿qué?.

Sólo el hecho de utilizar la palabra EVOLUCIÓN te ayudará, sigues siendo lo que eras, amplias, mejoras, aplicas nuevos conocimientos… EVOLUCIONAS. Qué más da el sector, el puesto, la responsabilidad nueva que tengas, etc. Estás evolucionando constantemente.

Hoy que encaramos la semana del ecuador de agosto, quería dejaros esta reflexión. Podría resumir este pequeño artículo en una frase: “No te REINVENTES, EVOLUCIONA por favor”.
Como siempre, me tenéis a vuestra disposición en smorales@stratexito.com