domingo, 6 de abril de 2014

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA CÓMO MEJORAR EL CONCEPTO

Hace tiempo que ando buscando tiempo para conseguir trasladar en un artículo, algunas reflexiones sobre la responsabilidad social corporativa, un concepto demasiado “toqueteado” últimamente.

Los grandes estudiosos y teóricos de los recursos humanos han ido llevando este concepto hacia el interior de la empresa, cada vez lo han incrustado más en las acciones que la empresa hacen con sus empleados, cuando el origen de la R.S.C. ha sido hacer partícipe a todo el grupo, de una aportación que beneficie a una parte, un sector o un grupo del exterior de la empresa.

Como consecuencia las empresas se felicitan en un proceso que podríamos llamar “endogámico”, alimentando la R.S.C. con acciones que se realizan solo hacia el interior, justificando lo que es simplemente responsabilidad del empresario con su personal y convirtiéndolo en su proyecto R.S.C.


Devolvamos a la R.S.C. ese concepto de buscar un objetivo fuera de la empresa, en el que el equipo completo, empleados y directivos de la empresa, se unan para poner en común un esfuerzo para mejorar a un grupo,  a un sector de la sociedad que lo necesite, ayudas a Cáritas, a ONGs que trabajan por llevar a cabo mejoras en otras partes del Mundo, a distintas causas que el equipo pueda considerar importante y que les pueda dar ese sentido de unidad frente a un objetivo de ayuda y de mejora  a la sociedad.